Visita el Parlamento de Budapest, todo lo que debes saber.

Si tienes pensada una escapada a Budapest, su imponente Parlamento es una de las cosas que no te debes perder. En este post te contamos todo lo que necesitas saber para organizar tu visita. 

Pero primero… vamos con un poco de historia. 

El Parlamento de Budapest, orgullo de la ciudad. 

El Parlamento es todo un icono para la ciudad y, sin duda, uno de sus edificios más representativos. Construido entre 1884 y 1902 de estilo neogótico, fue una de las obras más importantes de su época. Claramente inspirado en el Parlamento de Londres pero a lo bestia, es uno de los edificios más grandes de Hungría con casi 700 salas y una altura total de 96 metros.

Visita el Parlamento de Budapest
La cúpula de 96 metros, muy discreta.

Su cúpula, junto con la de la basílica de San Esteban, marcan los puntos construidos más altos de la ciudad, simbolizando la equiparación del poder político y religioso en el país. Como curiosidad nos contaron que nada puede construirse en Budapest por encima de esos 96 metros 🙂 El 96 no es casualidad, está elegido a conciencia por la celebración del milenio de la nación en 1896 y la conquista del Reino de Hungría en el año 896.

El edificio es totalmente simétrico, pues se trata de un parlamento bicameral, al norte la oficina del Primer Ministro y en el ala sur las del Presidente de la República.     

El interior del Parlamento. 

Durante la visita, nos podremos adentrar en algunas de las salas más representativas del edificio, empezando por la gran escalinata. Oro y mármol adornan esta gran escalera que resulta sobre cogedora, alfombra roja incluida. Allí encontraremos el busto de Imre Steindl, arquitecto del Parlamento que, desgraciadamente, no pudo ver acabada su obra. Steindl murió en 1902, poco antes de la inauguración de su mayor obra pero, para entonces, su enfermedad ya la había dejado ciego. 

Escalinata - Visita el Parlamento de Budapest
Como podéis ver, es un edificio muy sencillo y nada ostentoso.

La Sala de la Cúpula es, probablemente, la estancia más bella del edificio. Una enorme sala de altísimas columnas decoradas con las estatuas de todos los reyes de Hungría desde San Esteban, el primero. Una vitrina central, custodiada por dos guardas a los que es mejor no acercarse, guarda algunas de sus pertenencias como una corona y un cetro. Es la única sala del Parlamento en la que no podrás hacer fotos. Y van enserio, eh, que los guardas llevan espada. 

Cámara Alta - Visita el Parlamento de Budapest
La Cámara Alta, casi puedes imaginarte una de esas sesiones parlamentarias eternas.

Otra de las salas más top es la Antigua Cámara Alta, hoy en día reservada a las visitas turísticas. Desde 1945 la Asamblea se reúne en la Cámara Baja, una sala idéntica en el ala sur del Parlamento. La estancia semicircular es lo que tenemos en la cabeza cuando pensamos en un Parlamento. En los pasillos exteriores os llamarán la atención los numerosos ceniceros dorados que llenan las paredes. Hay unos 600 ceniceros para puros, pues los parlamentarios podían fumar durante los plenos pero no dentro de la sala así que poblaban los pasillos llenándolos de humo. A veces, si algún parlamentario daba un buen discurso, los puros acababan consumiéndose en los ceniceros y de ahí el celebre: “este discurso bien vale un habano” un dicho, al parecer, muy popular el Budapest.

Ceniceros - Visita el Parlamento de Budapest
Ceniceros dorados para puros, no falta detalle.

En el último tramo de la visita al Parlamento de Budapest, ya sin nuestra guía, encontraremos una exposición dedicada a la construcción del edificio, con fotografías antiguas y curiosidades de la época.

El Exterior del Parlamento y el Monumento de los Zapatos.

Como os decía, el exterior del Parlamento es monumental, el tercer parlamento más grande del mundo, tras Rumania y Argentina. Su ubicación no es casual, a orillas del Danubio frente al Castillo de Buda, contrarrestando el peso de la monarquía en el país.

Vista desde el Danubio - Visita el Parlamento de Budapest
Vista desde el otro lado del Danubio, desde Bastión de Pescadores.

Hay que invertir unos minutos en rodearlo, admirar todas sus decoraciones, las estatuas, la inmensa cúpula, la imponente entrada flanqueada por dos leones de piedra… Eso sí, la mejor forma de fotografiarlo entero es cruzar al otro lado del Danubio para captar toda su esencia y, con suerte, algún reflejo bonito 😉

Monumento de los Zapatos - Visita el Parlamento de Budapest
Zapatos en el Danubio

Antes de cruzar al otro lado encontrarás en Monumento de los Zapatos, que conmemora el genocidio perpetrado contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. “Los zapatos en el Paseo del Danubio” representan a los más de 20.000 judíos que el partido de la Cruz Flechada fusiló a orillas del río, arrojando al mismo sus cuerpos. Sobrecogedor.

Visita el Parlamento de Budapest: 

Entradas: 

Las entradas se pueden comprar en el centro de visitantes, justo junto al Parlamento pero suelen estar agotadas in situ. Lo mejor es comprarlas por internet, asegurándonos la visita. 

Cuidad con las búsquedas rápidas en Google, hay varias páginas que intentan estafar vendiendo entradas que luego no son válidas. El único portal autorizado para vender las entradas es Jegymester.hu

En esta página podrás elegir el día, la hora y el idioma de la visita guiada. El precio son 2200 HUF para ciudadanos de dentro de la unión europea. Te llegarán al mail y solo tienes que imprimirlas.

La visita: 

Debes estar en el centro de visitantes unos 10 minutos antes de la hora de la visita. Se puntual, que no esperan a nadie. El centro de visitantes está justo al lado del Parlamento, a la izquierda si lo miras de frente desde el Danubio. Bajas una rampa y en seguida verás donde tienes que esperar tu turno, las pantallas con cada idioma y hora de la visita. Tendrás que pasar un escáner de seguridad para acceder, si llevas maleta o mochila grande tendrás que dejarla en consigna.

La visita dura aproximadamente una hora, en la que se recorre el ala norte del Parlamento.

¿Cómo llegar al Parlamento de Budapest?

Siendo el edificio más grande de la ciudad llegar hasta él no es muy complicado. Caminando basta seguir la orilla del Danubio para toparse con él.

En Metro vuestra amiga será la línea M2 hasta Kossuth Lajos tér.

En tranvía la línea 2 nos dejará en la parada del mismo nombre.

2 comentarios en “Visita el Parlamento de Budapest, todo lo que debes saber.”

  1. La visita al Parlamento es totalmente esencial en una escapada a Budapest y además es rápida por lo que dices. Las visitas guiadas son lo mejor, aprendes un montón y no se te escapada nada!
    Saludos!

    1. Siii! Molan mucho y aprendes cosas que de otra forma pasarían muy desapercibidas. A mi es que me encantan las curiosidades

      Gracias por comentar!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: