Acantilados Seven Sisters, excursión desde Brighton

Si pasáis unos días en Brighton o alrededores no podéis dejar de visitar los Seven Sisters Cliffs. Literalmente en castellano Siete Hermanas, son una serie de acantilados situados entre las localidades de Eastbourne y Seaside en el sur de Inglaterra. Están formados por creta, una piedra caliza casi tizosa (de hecho la tiza se extrae de ella) que les da ese color blanco brillante y les confiere más de 100 metros de altura en algunos puntos.

Podéis imaginar que las vistas desde lo alto son espectaculares, largas praderas verdes a un lado y el canal de la Mancha al otro, naturaleza en estado puro a muy pocos kilómetros de ciudades como Brighton o incluso Londres.

Seven Sisters desde la playa
Seven Sisters desde la playa

Dicen que Seven Sisters son las hermanas pequeñas de los famosos acantilados de Dover (White Cliffs of Dover) y es cierto que comparten muchas similitudes, su altura, los cortes verticales en blanco y ese contraste con el verde de los campos y el azul del mar.

¿Cómo ir de Brighton a Seven Sisters?

Lo más sencillo, en autobús desde Brighton. Es barato, es fácil y apenas tardarás una hora en llegar.

Puedes coger el autobús de la línea Coaster 12, 12A o 12X en Churchill Square cada 10 minutos y bajarte en la parada indicada como Seven Sisters, junto al centro de visitantes. La ruta además es bastante pintoresca, por toda la carretera de costa del condado se Sussex, atravesando sus campos y pueblos. Eso sí, el 12X es el que menos paradas tiene, si coges uno de los otros prepárate para hacer todas las paradas del universo. Al menos nos entretiene con wifi gratis a bordo.

Por supuesto también se puede llegar en coche. Justo al lado del centro de visitantes hay un aparcamiento bastante amplio que cuesta entre 3 y 6 libras el día.

Seven Sisters Country Park
Seven Sisters Country Park, meandro del río.

Rutas en Seven Sisters:

En el centro de visitantes os darán un folleto con un plano y os explicarán las rutas que podéis hacer para disfrutar del parque natural. Hay cuatro rutas principales, dependiendo de cuanto tiempo dispongáis o cuanto os apetece caminar podéis elegir unas u otras.

La ruta naranja

O Beach Trail va directa a la playa: la ruta más sencilla, apenas dos millas desde el centro de visitantes, que te lleva sin subir cuestas ni cansarte demasiado hasta la playa. Desde allí podrás ver los acantilados en todo su esplendor, el corte vertical lo más cerca posible, e incluso podrás seguir la senda (si la marea está baja) por su vereda. La playa está formada por cantos rodados de piedra, donde se mezclan la creta con materiales más duros, creando unas texturas de lo más curiosas.

Seven Sisters desde la playa
Seven Sisters desde la playa, la ruta más sencilla

La ruta verde

O South Downs Way, directa a los acantilados. Esta ruta te lleva a la cima de Seven Sisters, a las praderas verdes sobre los acantilados. Desde arriba podrás ver las formas sinuosas de las Siete Hermanas, como cada acantilado se distingue perfectamente del anterior. Al fondo, el faro de Beachy Head, al que se puede llegar caminando si tenéis tiempo y ganas.

La cima de las Seven Sisters
La cima de las Seven Sisters

La ruta azul

La ruta Park Trail, es un sendero de ida y vuelta desde el Centro de Visitantes por toda la zona baja del parque natural. Digamos que si eliges cualquier ruta de las dos anteriores también estás haciendo la azul con un extra.

Seven Sisters ruta rosa
La ruta rosa te lleva a esas casitas que se ven al fondo

La ruta rosa

Coastguard Cottages, es la ruta que va a las Casas de los Guardacostas. Una imagen bastante típica la de los acantilados Seven Sisters con las casitas de los guardacostas en primer plano. Es la única forma de ver a las Siete Hermanas completamente desde la costa. Las tres rutas anteriores no conectan con esta, pues van por lados distintos del río central que divide el parque en dos.

Seven Sisters, ruta verde.
La playa desde la cima de los acantilados Seven Sisters, ruta verde.

Nosotras elegimos llegar hasta la playa y después subir desde allí a la cima de los acantilados. A la vuelta pudimos ver los restos de las trincheras que se construyeron durante la Segunda Guerra Mundial en la zona, para vigilar la entrada de barcos y la playa.

¿Qué tener en cuenta en Seven Sisters?

Seven Sisters es un parque natural y, por lo tanto un espacio protegido. Además, en todo el recorrido encontrarás animales en su hábitat que es muy importante respetar, sobre todo ovejas y aves de marismas. Si decides llevar tu propia comida recuerda recoger todo, es un parque natural por lo que las papeleras brillan por su ausencia, deberás llevar de vuelta tus residuos.

Al lado del centro de visitantes hay un pequeño pub, el Saltmarsh, donde puedes comer plato del día, sandwiches y tartas muy ricas. La terraza es de lo más agradable. Junto al parking también hay algún carrito que ofrece comida.

El viento en la zona es de lo más violento, pues entra directo de mar abierto.

El viento en Seven Sisters.
Sutil viento que hace que los árboles crezcan tumbados

Si te acercas a la base de los acantilados, tanto desde la cima como desde la playa, cuidado. Su piedra no es la más estable del mundo y, en ocasiones, se producen desprendimientos.

Como dicen en el centro de visitantes: take nothing but photos. Desde luego, la experiencia y las fotos que puedas tomas son lo más impresionante que te vas a llevar de Seven Sisters. Disfruta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: