Sicilia en una semana, lo mejor de la isla.

¿Se puede ver Sicilia en una semana? Ya os digo yo que no. No se puede. Sicilia es una isla maravillosa, llena de ciudades preciosas, historia, monumentos maravillosos y unos parajes naturales, tanto de playa como de montaña, que te dejarán con la boca abierta.

Con todo esto, es casi imposible que una semana en Sicilia te deje satisfecho. Seguramente te pasará como a mi y, según te estés yendo, tengas ganas de volver. Pero si no cuentas con más días, vamos a ver todo lo que puedes hacer en Sicilia en una semana.

Palermo. La capital y la historia.

Palermo es la capital de la isla y no puede faltar en tu recorrido por Sicilia. Es una ciudad con una gran historia y un aire decadente y descuidado que te dejará impactado. Su historia se remonta al siglo VIII, cuando fue fundada por los fenicios, lo que la dota de un enorme patrimonio histórico. Por ella han pasado griegos, romanos, cartaginenses, bizantinos, árabes, normandos… ¡e incluso perteneció al reino de Aragón!

Catedral de Palermo, imprescindible en tu visita a Sicilia
Una pequeña parte de la Catedral de Palermo

No te pierdas los high lights, incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el Palacio de los Normandos y la Capilla Palatina, las Iglesias de la Martorana y de San Cataldo, la Catedral de Palermo, el Palazzo Siza, el Ponte dell’Ammiraglio o San Giovanni degli Eremiti. Habemus post de todos ellos y las Catedrales de Cefalú y Monreale, incluidas en la lista 😉

Os dejo un post con todo lo que podéis ver y hacer en Palermo 🙂

Extra: Monreale.

Muy cerquita de Palermo y también incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad, está la catedral de Monreale. Este pequeño pueblo, de apenas 40000 habitantes, con orígenes inciertos. Seguramente fue fundada por los árabes pero alcanza su mayor esplendor durante la época de dominación normanda. Entonces es cuando se construye la catedral y el monasterio, principales reclamos turísticos de la ciudad.

Aunque en un principio la función del conjunto era puramente defensiva, las modificaciones posteriores la hacen mucho más especial. Esa mezcla de arquitectura normanda recia, adornada con una decoración árabe de formas de formas geométricas y, atención, el interior bizantino. No os perdáis los mosaicos de la catedral, el Cristo Pantocrator en todo su esplendor y los demás mosaicos dorados que narran la vida de Jesús hasta su muerte y resurrección.

Cefalú. Un día perfecto en la playa.

Cefalú es un pequeño pueblo costero, a unos 40 minutos de Palermo, conocido por ser uno de los municipios más bellos de Italia. No es para menos. Casi enclavado bajo una enorme roca, sus callejuelas pegadas a la playa, su luz y su historia lo hacen muy especial.

Cefalú es uno de los pueblos que visitar en Sicilia en una semana
La playa pequeña de Cefalú, con sus barquitas de pescadores y todo el encanto del mundo.

Además de pasar un precioso día en la playa y daros un chapuzón en sus aguas cristalinas, también podréis ver algunos monumentos que os impresionarán.

La Catedral de Cefalú también tiene un imponente Cristo Pantocrator y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además podéis subir a la roca, visitar las ruinas del templo de Diana y contemplar las impresionantes vistas. Os dejo un poco más sobre Cefalú en este post.

Un yacimiento griego.

La historia de Sicilia está muy apegada a la historia de la Antigua Grecia, por ello, os resultará complicado elegir un solo yacimiento griego que visitar. ¡Hay muchísimos! Cuando los griegos ocuparon la isla fundaron ciudades, levantaron templos y construyeron teatros pero también estuvieron en conflicto permanente por lo que algunos no están tan bien conservados como otros. Aun así, merece la pena elegir al menos uno de estos yacimientos y darse un paseo por la historia.

Templo inacabado de Segesta.

Agrigento o el Valle de los Templos.

Sin duda el conjunto arqueológico más importante de Sicilia, pues es el que más templos y ruinas conserva. Queda un poco a desmano en el resto de la ruta que planeamos pero, si tienes días suficientes, merece la pena desviarse un poco. Algunos de los templos, como el de la Concordia, están mejor conservados que otros. Todo depende de su suerte frente al paso de los siglos y los expolios que han sufrido… Los templos son de orden dórico y fueron construidos en torno al año 450 a.c.

Segesta. El templo inacabado.

A unos 50 km de Palermo encontramos esta maravilla. Algunos lo llaman el templo olvidado pues, gracias a su situación estratégica, Segesta permaneció resguardado del paso del tiempo a salvo de saquedores, por lo que se ha conservado casi como era. El templo inacabado de Segesta nunca llegó a tener techo ni demasiadas decoraciones, fue abandonado antes de terminarse, pero es muy especial. Su situación, en una cima, dominando el valle y su estado de conservación hacen de él uno de los templos arcaicos más importantes del mundo. Os cuento más aquí.

Selinunte. La importancia de la historia.

Selinunte es, de los tres mencionados, el yacimiento griego más extenso pero peor conservado de todos. Sin embargo, en la visita es fácil darse cuenta de la importancia que tuvo en su época, cuando los griegos dominaban Sicilia y gran parte del Mediterraneo. Selinunte llegó a tener más de 25.000 habitantes y era uno de los enclaves comerciales más importantes de su tiempo. Su posición privilegiada le permitía controlar el mar y las idas y venidas de comerciantes y rivales, aunque tras la primera guerra púnica, nunca logró recuperar su esplendor.

En el recinto arqueológico podremos encontrar varios templos, la acrópolis, una ciudad y un santuario. El templo dedicado a Apolo, del que se conserva bastante extensión, fue uno de los más grandes de la antigüedad.

Siracusa. Una ciudad para disfrutar.

Siracusa es, probablemente, una ciudades con más encanto de Sicilia. La península de Ortigia, su castillo junto al mar o el parque arqueológico de Neápolis son algunos de sus encantos más evidentes pero no los únicos. La mayoría de las calles de Siracusa tienen un halo muy especial, impregnadas de historia y también mucho ambiente.

Siracusa Sicilia en una semana
El castello Maniace en Siracusa

Siracusa es una ciudad para disfrutar de una buena comida, un delicioso vino o tomarte un aperitivo a la italiana al sol. Además cuenta con varios mercados en los que conocer la auténtica vida de la ciudad.

Si todo esto os parece poco, no dejéis de disfrutar de las muchas playas preciosas que rodean la ciudad. Apenas a un paso de Siracusa hay un paraíso. Os dejamos un poco más sobre este destino aquí.

Catania. Buen ambiente, gastronomía y mercados.

Catania es la segunda ciudad más grande de la isla y es una de esas visitas que no te puedes perder en Sicilia en una semana. Además es buen punto en el que quedarse como campamento base, desde allí tendrás buen acceso a otras zona que visitar de la isla y tiene mucha vida: restaurantes, bares de copas, de aperitivo, tiendas… Y mucho patrimonio histórico, ¡no te puedes aburrir en Catania!

¿Buscas apartamento en Catania? Nosotros reservamos este y fue todo un acierto.

A diferencia de otras ciudades de la zona, la historia no se ha portado demasiado bien con la pobre Catania. Asolada por el volcán Etna, destruída en varias erupciones, también ha sido víctima de numerosas invasiones a lo largo de la historia. Sin embargo, estas desgracias han dejado huella en la ciudad, dotándola de un encanto muy especial. Las diversas reconstrucciones han creado una ciudad con un centro histórico elegante y señorial y han logrado respetar lo máximo posible los restos arqueológicos de épocas anteriores.

Así, en Catania podemos disfrutar en pleno centro de un anfiteatro romano o un castillo normando, mezclados con preciosos edificios góticos. ¿Quieres saber que no perderte en Catania?

Taormina. El paraíso en la tierra.

Así la definió Goethe, como un paraíso en la tierra y no le faltaba razón. Sin duda uno de los lugares más preciosos y mágicos de Sicilia, enclavada en una montaña, con el mar a un lado y el Etna al otro, es casi imposible no querer quedarse a vivir.

Taormina el paraíso en Sicilia
Impresiona y sobrecoge estar en el Teatro Antiguo, siglos de historia en un entorno natural único.

El acceso a Taormina no es sencillo, por ello ha podido conservar durante siglos joyas como el Teatro Antiguo o las las ruinas de las Naumachie. Sin embargo, el nivel de turistas es elevado sobre todo en verano, por lo que es recomendable armarse de paciencia, sobre todo en temporada alta. Pero es normal, ¿no? ¿Quién no querría darse un chapuzón junto a Isola Bella, perderse en sus pequeñas y coloridas calles o tomarse una deliciosa granita en cualquier terraza? ¡Yo si!

El Etna. O una excursión a Marte.

El volcán Etna es el volcán activo mas grande de Europa, con 3.342 metros de altura y una excursión imprescindible que hacer en Sicilia en una semana. ¿Te imaginas verte a casi 3000 metros de altura rodeado de tierra negra y nieve? El contraste es impresionante. Y es que subir al Etna como hacer un recorrido por otro planeta. Su paisaje no parece de este mundo y, cuanto más te acerques a los cráteres, más creerás que has abandonado la tierra.

El volcán Etna
Ascendiendo al volcán Etna.

Debes tener en cuenta que el Etna esta vivo, casi en constante erupción, siendo la más reciente en 2018. Por ello no es una excursión a la que puedas aventurarte por ti mismo, a no ser que seas un experto montañero.

Si quieres saber como subir hasta los casi 3.000 de altura y pasear por el cráter de un volcán te lo dejo todo en este post.

¿Algún otro pueblo, ciudad o paraje natural que incluirías en tu ruta? Siento que se nos quedaron muchas cosas por ver y disfrutar en Sicilia en una semana, así que ¡habrá que volver a visitar otros lugares de esta maravillosa isla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.